2007-08-31

Las tierras altas de los Kelabit.

Llueve!!!, como cada cada tarde aqui en las Kelabit Highlands. Bario es un pequenyo pueblo de 800 habitantes a 1100 metros sobre el nivel del mar y rodeado de montanyas cubiertas de jungla. Cercano a la frontera con Indonesia, solo se puede llegar en pequenyos aviones, en un vuelo desde Miri que dura cincuenta minutos.

Tardes de tormenta.

La unica via de acceso a Bario.

Un pueblo en el corazon de Borneo.

Meandros.

Dedicado principalmente al cultivo de arroz, uno de los mas preciados del sudeste asiatico y al de la pinya, considerada tambien una de las mejores del mundo. Realmente es verdad, el arroz y la pinya, omnipresentes en todas las comidas aunque con diferentes preparaciones, son excepcionales: el arroz, suave y ligeramente aromatico y la pinya, dulce como la miel, sin hebras, jugosa.
Pasamos tres dias recorriendo los alrededores y paseando de pueblo en pueblo, por pequenyos senderos que discurren por el bosque de Kerangas y disfrutando de orquideas, plantas carnivoras y del barro. Que "divertido" resulta hundir el pie una y otra vez hasta mas arriba del tobillo, sacarse las sanguijuelas y llegar a un pueblo con las piernas cubiertas de barro como cuando eramos ninyos... y despertar la sonrisa de los lugarenyos por nuestro aspecto, que amablemente nos saludan y con los que iniciamos amables conversaciones acerca de nuestra procedencia, sobre las tareas del campo, del tiempo... ayudados de signos y cinco o seis palabras que conocemos de la lengua de los Kelabit, que son una de las minorias etnicas de Borneo.


Bario, una calle y poco mas.

Lluvia y sol.

De pueblo en pueblo.

Los arrozales.

Reflejos en el arrozal.

Vamos a plantar.

Cestas para la recogida.

Diferentes estadios del arroz.

Arroz tierno.

La mejor pinya del mundo.

Esquivando el barro.

Flores, insectos...

Comiendo en el camino.

Ha coincidido nuestra estancia por estas tierras, con la celebracion del dia de la Independencia de Malasia (50 anyos) y hemos sido invitados a diferentes actos en la escuela del pueblo, que han sido muy divertidos (concurso de canciones, disfraces, danzas tradicionales, discursos...). Y finalmente, como si se tratara del fin de anyo, a traves de un programa de la TV emitido desde la capital, cuenta atras, gritos de "Merdeka, Merdeka" (independencia), estrechamientos de mano y fuegos artificiales. Y otra vez nos hemos vuelto a codear con la clase dirigente de este pueblo, je, je.

No es que cantaran muy bien...

Festival de vestidos tradicionales.

Merdeka, Merdeka!!!!!!

2 comentarios:

maripili y sus muchachos dijo...

Bueno, no se si es coincidencia o cada vez que cambiais de sitio hay fiesta, no sera que la iniciais vosotros,menos mal que estais cansados.

bueno sigamos ahora adonde vamos?

besos

Anónimo dijo...

Bueno, bueno, bueno...acabamos de llegar de vacaciones en Ibiza y me he tenido que poner al día del blog... por dios, cuanto trabajo tenía atrasado!!!

Jo, que chulada, y lo que me he reído con la portada del periódico, no me lo podía creer, sois la repera, desde luego, los mejores!!!

Muchos besitos
CARMEN